Integrantes

Dani Hauri

Soy artista y creadora. También escribo y construyo. Desde el año 2013 formo parte del colectivo Nido Textil.

Aparece el oficio textil en mi vida adulta como el lenguaje que puede ir respondiendo mis preguntas. Me gusta experimentar con las técnicas y tecnologías textiles. Actualmente estoy dedicada a seguir perfeccionandome en el tejido a telar, en costura a mano, a máquina y en la confección de libros textiles.

Paralelamente a mi participación en el Nido, soy parte también del colectivo Decimos Tejiendo y de TramaLar que es un proyecto de biocostrucción y arte textil. Además estoy desarrollando mi proyecto personal MINAR que es una Editorial Textil.

Javiera Asenjo

Soy Artista Visual y Textil. Desde chica, crecí con las máquinas de coser, las agujas, los hilos y un ingenio textil alrededor. Desde el 2014 soy parte del Colectivo Nido Textil. Me gusta propiciar experiencias, ya sea mediante obras de arte o en talleres, para recordar que somos seres creativos y que como acto de cuidado propio y colectivo, necesitamos jugar, crear, imaginar y hacer arte Desde el textil he desarrollado obras de gran formato para espacios públicos y cruces con la fotografía. Hace tres años retomé el tejido y desde entonces me encuentro imbuida en el tiempo del tejer, asombrada de sus estructuras, de sus posibilidades visuales, de quienes a través de todos los tiempos han desarrollado y mantenido viva las diversas tecnologías para tejer.

Pilar Godoy Cortez

Soy artista, buscadora del oficio textil y sus comunidades. En el arte textil he podido encontrar un camino de práctica, investigación y aprendizaje. Trabajando en encontrar puentes interculturales desde una perspectiva etnográfica y artística, conociendo y vinculándome con maestras y maestros de distintos lugares. Desde el aprendizaje y vínculo con el mundo indígena y la artesanía local me he podido dar cuenta de la importancia de recordar y visibilizar un conocimiento que proviene de una historia común, con conexión profunda con el contexto identitario de cada pueblo, reflejando en el textil un lenguaje gráfico de identidad, un patrimonio inmaterial y una herramienta de independencia para muchas artesanas y artesanos.
Pertenezco al colectivo desde el año 2012, con quienes he podido nutrirme y explorar el significado en práctica del trabajo en conjunto y en el arte de comunicarnos y sintonizarnos en un servicio en común.
Los conocimientos aprendidos a partir de viajes, búsquedas y lazos generados me han permitido observar el arte como una herramienta política y social en donde su transmisión a través de los procesos creativos son un aporte positivo al sistema de vida contemporáneo y un mapa personal al desarrollo del ser humano, identificándonos con un lenguaje gráfico, sonoro y táctil traspasado de generación en generación, mostrándome mi propia identidad, mi propios territorios y colectividades.